lunes, 12 de agosto de 2013

Ruta a la Pica del Jierru, Caballo Cimero, Morra Lechugales (2.437 m.) y Cortés, desde el Casetón de Ándara

Pica del Jierru, Caballo Cimero, Morra de Lechugales y Cortés, en el Macizo Oriental de Picos de Europa o de Ándara

Nota: Ruta muy dura físicamente y con dificultad de seguimiento en la zona de la Morra de Lechugales al pico Cortés. Además, cabe mencionar como terrenos complejos la arista para subir el Caballo Cimero con cierta sensación aérea, la trepada a la Morra, y el terreno descompuesto en la canal de subida al pico Cortés, que precisa estar muy atento a posible caídas de piedras y resbalones. 
Más que nunca, indico que la información de esta ruta nunca se debe tomar como unas instrucciones para su realización. Ni los tiempos expuestos, ni las dificultades señaladas, deben de tenerse en cuenta por otras personas distintas a las que hicimos la ruta.
Primera incursión en los Picos de Europa en lo que va de año y el resumen que podemos dar es que probablemente sea la ruta más dura que hemos realizado. Fueron tres días por el macizo oriental, aunque realmente el día duro fue el segundo.

Día 1: Jito Escarandi - Refugio Casetón de Andara
Salimos de Jito Escarandi al Casetón para dormir y quitar algo de recorrido a la jornada del día siguiente. Poco hay que mencionar aquí, ya que el camino al refugio de Andara es evidente y cómodo de andar. Por mencionar algo, decir que tardamos algo menos de una hora y que el desnivel a salvar es de cerca de 500 metros.

Día 2: Refugio Casetón de Andara - Grajales de Abajo y Arriba - Pica'l Jierru - Caballo Cimero - Morra Lechugales - Pico Cortés - Refugio Casetón de Andara
Salimos del refugio algo tarde, a eso de las 8.25. El día estaba soleado pero pegaba algo de viento que a lo largo de la mañana fue desapareciendo. Hasta el Caballo Cimero la ruta está marcada por unos círculos rojos.
Rodeando el refugio por la izquierda, iremos ganando altura hasta llegar a una zona de postes metálicos que protegen de caídas a las típicas oquedades de esta zona. Seguimos nuestro rumbo en busca de una clara horcadina formada en la izquierda por el Castillo Grajal. Por el cómodo camino que se sigue abriendo, iremos al collado Mojón. Aparece por la izquierda la Rasa de la Inagotable y por la derecha nuestro primer objetivo el Grajal de Abajo (1 h 15 min). Fácil ascensión y si no se quiere subir, permite rodearlo. 
Tras una breve parada en la cima, bajamos por el lado opuesto en busca del Grajal de Arriba. Cómodo camino todavía por el que discurrimos. Tras un fácil repecho, llegamos a su cima (+30 min.) que nos permite ver ya el Jou del Evangelista y parte de lo que nos queda de ruta. 
Bajamos del Grajal de Arriba y el terreno poco a poco empieza a endurecerse. Pasamos una amplia arista que nos deja a pie prácticamente del primer objetivo importante del día: La Pica del Jierru. Sin dificultades, hacemos cima (+ 1h). Preciosas vistas las que regala este pico.
Bajamos por el lado opuesto, y buscamos un camino que bordea un amplio nevero que aún queda en el Hoyo del Evangelista. Lo sorteamos, con una mini-trepada al final para llegar a una colladina desde la que sale la famosa arista del Caballo Cimero. Esta arista es algo aérea y en un par de sitios, requiere unas pequeñas trepadas. Una vez pasada, sólo queda una pequeña subida para acabar en su cima (+ 45 min).
Volvemos por nuestros pasos sobre la arista para irnos a aquella pequeña colladita de la que salimos. Ahora tomamos rumbo opuesto y subimos unos metros para buscar paso a la Morra de Lechugales. Aquí el terreno es algo más caótico, pero tras un breve paseo aparecemos en la base de la Morra y a los pies de su conocida trepada. Decir que hay una cuerda instalada y que la trepada en sí, son unos tres pasos. No me pareció demasiado compleja, pero, cada uno tiene que valorarlo y pensar que después hay que bajar. Logramos la tan deseada cima (+ 40 min.), techo del macizo de Ándara. Bajamos, más complejo que la subida, para irnos hacia el Cortés.
Aquí comienza la parte más dura de la ruta. Salimos rodeando la Morra por su derecha en busca de algún paso que nos aproxime a la horcada del Jierru o Lechugales. Tras un descenso de algo más de 200 metros por un terreno de roca (aunque por esta zona es aceptable), llegamos a la horcada y atravesamos a la otra cara. Aquí comienza el peor terreno. Vamos rodeando el Cueto la Encina que precede al Cortés en busca de una canal que suba a nuestra cima. El terreno está totalmente cubierto de piedra suelta y en alguna ocasión, a lo lejos, vemos caer importantes cantidades de piedras tiradas por los rebecos. Toda precaución por aquí es poca. Por fin llegamos a la canal. La canal tendrá  algo menos de 300 metros de una dura subida. Muy empinada, con piedra deshecha por todos los sitios, nos obligo a tirar de pies y manos casi en su totalidad. No hay un camino claro y tenemos que buscar alternativas para ir superando distintos pasos. Llegamos a una pequeña campera que antecede a la cima (+ 2 h. 40 min.). El macizo central aparece como una postal.
Tras un breve descanso, toca hacerse a la idea del largo camino de vuelta que nos queda al refugio (+5 h 30 min).
Como idea, podría pensarse en hacer esta ruta cruzando dos coches en Jito el Escarandi y en la zona de las Vegas de Sotres.

Día 3: Refugio Casetón de Andara - Jito Escarandi
Tras otra noche en el refugio y unas charlas con el agradable guarda Kike, bajamos de nuevo a Jito El Escarandi (unos 45 minutos)

Si quieres ver una ruta más moderna que  hicimos ascendiendo el Cortés por la Canal de las Grajas y Covarones, pincha aquí

La siguiente información se muestra sin tener en cuenta la subida ni bajada del Jitu al refugio, por lo que habría que añadirla a los datos que se muestran

Características de la ruta:

  • Inicio y fin: Jito del Escarandi. Para llegar desde Oviedo, ver itinerario Google Maps
  • Dificultad: Muy Alta
  • Tiempo total: Algo menos de 11 horas y media (Hay que tener en cuenta que tanto a la ida como a la vuelta del Cortés, perdimos mucho tiempo con el camino)
  • Desnivel acumulado: Unos 1.700 metros de subida y otros tantos de bajada aproximadamente.
  • Pendiente media: Aproximadamente 21%
  • Distancia recorrida: Unos 18 kms
  • Ruta realizada: Jito Escarandi-->Refugio Casetón Andara-->Collado Mojón-->Grajal de Abajo-->Grajal de Arriba-->Pica'l Jierru-->Silla Caballo Cimero-->Morra Lechugales-->Horcada Jierru-->Pico Cortes (Regreso por el mismo camino evitando en lo posible ascender las cimas)
  • Track de la ruta: (Para ver el track, pinchar en la esquina superior derecha, sobre el texto "wikiloc")

Fotografías:

Salida del aparcamiento de Jito Escarandi, dirección al refugio del Casetón de Andara

Tras casi una hora de camino, llegamos al refugio. Al día siguiente saldremos por el camino marcado para hacer la ruta.

Anochecer desde el refugio.

Comenzamos la ruta, y al poco de salir del refugio, pasamos junto a estas estacas metálicas que sirven de protección a las grietas que hay en el terreno.

Nuestro primer objetivo, esa colladita que marco con el Castillo del Grajal a la izquierda.

Por cómodo camino, llegando a la colladita.

Pasamos a esta zona, que tiene todavía un fuerte nevero. Marco el camino principal, aunque hay un atajillo de frente que corta la curva. Llegaremos a la collada que se ve a la izquierda.

Ya tenemos a la vista el primer objetivo del día, el Grajal de Abajo. Nosotros lo subimos aproximadamente por el camino marcado y descendimos por el lado opuesto. Si no se quiere subir, una camino lo rodea por la izquierda. A su izquierda, aparece la Rasa de la Inagotable. No hay foto de cima, porque daban pena...

Tras subir y bajar el Grajal de Abajo, seguimos por un camino que empieza a endurecerse, en búsqueda del Grajal de Arriba. Aquí vemos una marca de pintura roja. Realmente, hasta la zona del hoyo del evangelista, hay puntos de pintura roja tanto para el Jierru como para el Caballo Cimero.

Desde la cima del Grajal de Arriba, vemos parte de lo que nos queda por delante. Descenderemos y tras pasar una amplia y cómoda arista subiremos la Pica'l Jierru. Después bajaremos  por el lado opuesto a cruzar por la parte inferior del nevero que descansa en la loma del Hoyo del Evangelista camino de la entrada a la arista que une el Caballo Cimero.  Tras su cima, retomamos por la misma arista al collado con nieve, para en este caso, subir por la derecha al collado más alto en busca de la Morra.

Por aquí, completamos la vista al Caballo Cimero.

Grajal de Arriba. 

Pica del Jierru

Y empieza la parte más dura de la ruta. Descendemos un poco la Pica del Jierru y tras atravesar el nevero por su parte inferior, una pequeña trepada nos saca en breve a la arista que nos lleva al Caballo Cimero.

Colladina de la que parte, a la izquierda ,la arista al Caballo Cimero, que vemos al fondo. Volveremos aquí para irnos a la derecha en búsqueda de la Morra.

Llegamos a la cima del Caballo Cimero. Aquí, vemos ya la Morra (cortada) en la parte izquierda de la imagen.

Tras las fotos de cima de rigor, volvemos por la arista para ir a la Morra. Marco en verde una alternativa que los dos compis de ruta hicieron. Tardaron menos que yo por la arista, con lo que o yo soy muy torpe, o el camino es más asequible.

Pasamos una  pequeña horcadina y ya vemos la Morra a tiro de piedra. Llegamos a ella por el sendero marcado. Esta zona está jitada por muchos sitios y no tengo claro cuál es el más asequible.

En nada, el famoso paso que lleva a la cima de la Morra. Una cuerda cuelga de la parte izquierda como ayuda. En realidad, son tres pasos de trepada. Me esperaba algo más retorcido, pero aquí cada uno tiene que valorar, no si lo sube, sino si lo bajará. 

Morra de Lechugales - 2.437 m.

La bajada, que puede impresionar bastante más que la subida.

Y con la carina de felicidad de todos, tras estar todos abajo y destrepao lo "complicado". Que guapu... ya tenemos la Morra!! Tres años pensando en hacela...!

Comienza la miga de verdad, la pasada al Cortés. Rodeamos la Morra por su derecha en búsqueda de la horcada del Herru o Lechugales, según cada uno. Ye la que se ve ahí abajo. En este primer tramo hay algún jito que ayuda a seguir el retorcido camino.

Vamos bajando hasta la zona verde que está justo debajo de la horcada.

Tras una bajada de algo más de 200 metros, por un terreno de mucha piedra, llegamos a esta zona de pradería que nos enfoca fácilmente a la horcada para pasar a la otra cara y rodear el Cueto La Encina, en busca de la canal que nos subirá al Cortés

Comienza una zona muy compleja por la gran cantidad de piedra suelta y donde hay que estar muy atento a las caídas de piedras provocadas por rebecos. En esta parte no hay un camino claro a seguir. Salimos de la horcada y descendemos un poco y vamos buscando los pasos que creemos mejores para rodear el Cueto. 

Tras una subida muy dura (el cansancio ya aparecía y el calor también) llegamos a la cima del Cortés.

La vista sobre el macizo central es preciosa.

Y tras unas fotos, decidimos bajar pronto para pasar la canal, que nos tenía preocupados. Es muy empinada y con muchísima piedra suelta. Las manos van ayudando constantemente en la subida, apoyadas al suelo o en los laterales. Tras bajar la canal, toca retornar por el largo camino de vuelta (vía la base de la Morra) al refugio. Nos llevará calculo unas 5 horas.

Tras la noche de descanso en el refugio, toca bajada al Jitu de nuevo. Finaliza una de las rutas más duras que hemos realizado.
Detalle de la ruta

2 comentarios:

  1. Otra gran ruta de montaña la que os metisteis, tanto fisica,como tecnica, estoy de acuerdo contigo en que cada uno debe de valorar sus posibilidades y actuar en consecuencia, y esta ruta por vuestro reportaje, es necesario valorarla antes de hacerla.
    Enhorabuena por la ruta que tiene su miga y por el reportaje bien descrito.
    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa ruta, pero como bien decis para pensar cada uno sus posibilidades. Para mi, tengo claro que me queda grande. Un abrazu y gracies por les magnifiques fotos y la señalización que hacéis de les rutes. Un abrazu.

    ResponderEliminar

 
Ir Arriba