lunes, 16 de marzo de 2020

RUTA de las CAPILLAS o ERMITAS en CANGAS DEL NARCEA

Ruta por la Sierra del Pando recorriendo las capillas San Antonio, San Pelayo y San Cipriano, en Cangas del Narcea.

Capilla de San Pelayo, Cangas del Narcea
Bonita ruta la que nos encontramos en Cangas del Narcea, visitando estas guapas ermitas o capillas que pueblan la zona alta de la Sierra del Pando. Sobre el origen de estas construcciones religiosas hay muchas historias, que a nosotros nos resultaron muy gratas leerlas sobre el terreno.
El punto feo del recorrido, se encuentra en un tramo de aproximadamente un kilómetro entre Limés y la entrada al Paseo del Vino, ya que hay que hacerlo por carretera sin acera ni arcén.

Datos Técnicos de la Ruta:

  • Inicio: Cangas del Narcea. Para llegar a este lugar desde Oviedo, puedes consultar el siguiente itinerario.
  • Aparcamiento: No es fácil aparcar en Cangas. Uno de los lugares con posibilidades es justo a la entrada, en el Barrio del Corral.
  • Fecha de realización: Febrero 2020
  • Tipo de ruta: Circular
  • Tiempo total:  Aproximadamente 5 horas y 45 min. (se incluyen paradas)
  • Altura máxima: 1.000 m. (inmediaciones de la Capilla de San Pelayo)
  • Altura mínima: 375 m. (Cangas del Narcea)
  • Desnivel acumulado: Unos 695 m. aproximadamente.
  • Pendiente media: Sobre un 8%
  • Distancia recorrida: Aproximadamente 17 Kms
  • Recorrido seguido: Cangas del Narcea - El Cascarín - Capilla de San Antonio del Pando - Capilla de San Pelayo - Capilla de San Cipriano - Pixán - Limés - Paseo del Vino - Cangas del Narcea
  • A tener en cuenta: La ruta no está señalizada. El tramo entre Limés y la entrada al Paseo del Vino se hace por carretera sin acera ni arcén, resultando peligroso.
  • Otras rutas por la zona: Ruta por Cangas del Narcea
  • Track de la ruta:  

Datos M.I.D.E. de la Ruta: 

Severidad del medio natural
Orientación en el Itinerario
Dificultad en el desplazamiento
Cantidad de Esfuerzo Necesario
2
2
2
2

Fotos de la Ruta:

La ruta se inicia en la Plaza del Ayuntamiento de Cangas del Narcea, donde destaca el Palacio de Toreno. Tomamos la que se conoce como Calle Arrastraculos, para bajar al "Puente Romano" y cruzar el Río Narcea.
Plaza del Ayuntamiento de Cangas del Narcea

Vista sobre el Barrio del Cascarín y la Capilla del Carmen



Tras cruzar el puente, iniciamos un ascenso casi ya constante hasta la Ermita de San Pelayo. Inicialmente la subida se hace dejando la primera capilla de la jornada, la del Carmen, donde está la patrona de Cangas, famosa por festejarse a mediados de julio con la Descarga. Ante nosotros tenemos la empinada subida por el Barrio del Cascarín.
Puente Romano y Capilla del Carmen en Cangas del Narcea


La ganancia de metros, nos deja a nuestra espalda imágenes perfectas de la villa de Cangas del Narcea.
Panorámica de Cangas del Narcea


Acabado el barrio del Cascarín, nos metemos en una pista que sigue ganando altitud hacia el Alto de la Sierra.


Pronto alcanzamos la primera de las capillas, la de San Antonio del Pando. Aquí nos prestó mucho leer la leyenda que el Grupo de Montaña Rebollín narra en boca de uno de sus miembros. Básicamente dicen, que la ermita se construyó como agradecimiento por parte de un vecino que repartía las cartas por los pueblos de la sierra, tras lograr zafarse de un grupo de lobos que le acechaban.
Exterior de la Capilla de San Antonio de Pando, Cangas del Narcea

Interior de la Capilla de San Antonio de Pando, Cangas del Narcea


La ruta continua por el alto del cordal dejando a ambos lados el Valle del Narcea y el de Naviego. Tenemos un tramo amplio de pista hasta llegar a la segunda capilla, la de San Pelayo.
Pista entre la capilla de San Antonio y San Pelayo


Si nos paramos a disfrutar las vistas hacia la zona del Valle del Narcea, tenemos muy cercano el Alto del Acebo.
Alto del Acebo desde la Sierra de Pando

Pista próxima a la Capilla de San Pelayo

Casa cercana a la Capilla de San Pelayo


Y tras superar un terreno muy cómodo, llegamos a la Capilla de San Pelayo, para nosotros la más bonita de las que nos encontraremos en este recorrido. Ubicada en el interior de una finca, la Ermita se encuentra en muy buen estado y está construida por piedra y pizarra.
Exterior de la Capilla de San Pelayo

Interior de la capilla de San Pelayo


Tras disfrutar de un buen pedazo en este idílico paisaje, dejamos atrás la Ermita de San Pelayo, para con rumbo oriental acometer el último tramo sobre la Sierra y llegar a la última ermita de esta zona alta, la de San Cipriano.
Campera sobre la que se ubica la Ermita de San Pelayo

Pista entre las ermitas de San Pelayo y San Cipriano

Vista del valle de Cangas del Narcea


Tenemos a la vista la Capilla de San Cipriano, a la que llegamos perdiendo algunos metros por la pista.
Capilla de San Cipriano.


La Ermita de San Cipriano, perteneciente al pueblo de Villategil, donde haremos la parada de la comida.
Exterior de la Capilla de San Cipriano, Cangas del Narcea

Interior de la Capilla de San Cipriano, Cangas del Narcea


Comenzamos el descenso hasta Limés. Inicialmente iremos por una pista que tiene bajadas pronunciadas y que nos llevará al cercano pueblo de Pixán.
Pista hacia Pixán.

Valle del Naviego desde la Sierra de Pando

Bajando a Pixán desde la sierra de Pando


Llegamos a Pixán, lugar donde ya nos meteremos en asfalto, y prácticamente no lo abandonaremos hasta llegar a Cangas del Narcea.
Pixán, Cangas del Narcea


En Pixán encontramos esta guapa panera con tejado de pizarra, material muy característico de esta zona, sobretodo hace años.
Panera en Pixán, Cangas del Narcea


Tomaremos algún atajo que recorta las curvas que da la carretera, aunque esto ya va a gusto de cada uno.
Atajo en Pixán


Sin mucho más, salimos a la carretera que sube al Puerto de Leitariegos desde Cangas del Narcea. A la izquierda bajaremos para Cangas atravesando Limés. En esta primera parte, hay acera. Antes, nos tomamos unos minutos para visitar la Capilla del Santo Cristo de la Salud, que tenemos pegada al cruce.
Exterior de la Capilla del Santo Cristo de la Salud

Interior de la Capilla del Santo Cristo de la Salud


Y justo enfrente tenemos también el Palacio de Ardaliz, construida por la familia Queipo de Llano entre los siglos XVI y XVII. Actualmente es una casa de aldea.
Palacio de Ardaliz, Cangas del Narcea


Para llegar al Paseo del Vino, tenemos que superar un tramo realmente incómodo. Se trata de un kilómetro aproximadamente por la carretera AS-213 sin arcén ni acera. Hay que extremar las precauciones porque hay algo de tráfico.
El Paseo del Vino es un guapo recorrido pegado al Río Navariego que une el Mercado de Ganado con Cangas del Narcea, atravesando viñedos, el Museo del Vino de Cangas del Narcea, y guapos saltos de agua.


A lo largo del recorrido, si nos fijamos a nuestra izquierda, vemos numerosos viñedos de forma escalonada, como es habitual por la zona.



Salimos al Museo del Vino de Cangas del Narcea, donde ya arranca el tramo más urbano de este paseo.
Museo del Vino de Cangas del Narcea


Justo enfrente del Museo del Vino, encontramos la última capilla del día, la de San Justo.
Exterior de la Capilla de Santiso, Cangas del Narcea

Interior de la Capilla de Santiso, Cangas del Narcea


Nos resta un pequeño tramo para llegar a Cangas del Narcea, dejando a nuestros pies bodegas de la zona y huertas pegadas al río.
Bodegas en Santiso, Cangas del Narcea


Cangas del Narcea ya la tenemos a tiro, y con ello el fin de la ruta de hoy. Nos quedan dos guapas vistas del Prau del Molín, lugar desde donde se lanzan gran parte de los voladores de la famosa Descarga, el Puente Romano y Colgante de Cangas del Narcea. Con esto, ponemos punto final a esta ruta por el Occidente de Asturias.
Prau Molín en Cangas del Narcea

Puente Romano y Colgante en Cangas del Narcea

0 comentarios:

Publicar un comentario

BUSCADOR

 
Ir Arriba